Desde la oscuridad

Hace un tiempo una colega me dijo que había colaborado con una historieta en un fanzine llamado Gólgota. Lo compré y me gustó la temática: el terror. Recordé que en el cole me gustaban dibujar demonios y monstruos, inspirado en la música que escuchaba. Meses después, en un Festival de Fanzines que hubo en "El Averno" conocí a los editores, conformaban el grupo Punto Aparte. Vestían de negro en clave gótica y tenían otras publicaciones, hacían accesorios como muñequeras con clavos y además promovían el trabajo historietil de provincias. En un posterior evento les propuse colaborar y aceptaron.

Elegí rescatar un personaje que tiene, úf, varios diseños. Está inspirado en la tradicional danza "Diablada". Su origen esta en otra historieta, la cual sería extenso describir, así que presento el diseño más antiguo donde ya usa el vestuario. En esta primigenia versión la protagonista era una chiquilla que daba saltos y le pegaba a los malos, usando a veces poderes mágicos.

Aún entre tinieblas

Otra siguiente versión del personaje incluía su nombre: Zandrax, basado en el famoso parasicólogo Zandrox. Al igual que el personaje real, la nueva protagonista leía las cartas y veía el futuro de las personas. Aunque el nombre le daba un caracter afable, su pasado era lo que daba miedo: era hija del Diablo. Escribí que una herborista puneña ayudaba y eventualmente se enamoraba de un demonio de apariencia humana. Gracias al embarazo el Diablo entraba en contacto directo con la población, haciendo realidad los anhelos materialistas y egoístas de la gente. La chica entonces descubre un día la verdad y decide seguir los rastros de desgracia, para enfrentar a este "malvado señor"

Carne putrefacta

En cuanto al vestuario uno de los giros en cuanto al personaje se dió por su minifalda. La exhibición de piel en la danza tradicional derivó en un carácter mas sensual. Ello me hizo aumentarle la edad. La chiquilla que bordeaba la adolescencia creció para quedar definida con un cuerpo mas adulto, con una pubertad terminada, una curvilínea figura. Y es que al estar rodeada de tanto "mostro" lo justo era equilibrar el aspecto visual.

En cuanto al argumento, aquí Sandra era una estudiante de medicina, nada creyente de la medicina tradicional. Que de pronto se ve ungida de facultades paranormales poniendo en cuestión su cultura y la ciencia. Cambié la búsqueda del padre diabólico por unas prácticas profesionales en las zonas menos favorecidas por el progreso en nuestro país.

Regreso al infierno

La ultima versión nos ubica en el siglo XVI. Aquí encontramos a Sandrita como una elegida por los dioses incas para enfrentar las doctrinas de los recién llegados de Europa. Su atuendo varió por uno de la época. Apenas un manto con una faja y unas zapatillas tejidas. Su cabellera incluso se mueve. Es un ser mágico de origen incaico, pero que vive en la siguiente era de nuestra historia peruana. He quedado fascinado al llegar a este nivel. Ahora, la historieta que desarrollé para el fanzine, es una introducción. Espero seguir creando mas para esta chica y mostrarles después el primer capítulo.

No nacido y horripilante

Para la intro, creí mas conveniente hacer dibujos a toda página y agregarles textos. Mas que nada por que disponía de poco tiempo. En cuanto al estilo gráfico quería algo que se viera terrible (terriblemente dibujado, jaja!)








Supuestamente los textos irían desparramados por la página. Pero se me hacía difícil ponerle las manchas. De manera que lo descarté. A continuación la historieta definitiva.